¿Para qué sirven los bolardos de la calle?

¿Para qué sirven los bolardos de la calle?

Hemos visto en películas y series un elementos simples pero efectivos, cuya función varía mucho dependiendo de cómo se utilice. Puede que no conozcas el nombre aún, pero cuando empecemos por explicarte un poco más al respecto, sabrás qué son los bolardos para y para qué sirven estos pequeños pero funcionales elementos.

¿Qué son los bolardos y para qué sirven?

Antes de empezar con el artículo como tal, hay que destacar unos puntos muy importantes acerca de los bolardos. Así, no solo finalizarás el artículo sabiendo para qué sirven los bolardos, sino que entenderás que hay diversos tipos que su uso puede variar según las necesidades.

Un bolardo es un elemento que va encajado en el pavimento y está hecho de un material altamente resistente capaz de soportar la colisión de un vehículo contra él.

Claro está que los hay de diferentes tipos de material, tamaño y dimensiones. Aunque su función principal es la de evitar el paso de vehículos, este se puede utilizar en diversos ámbitos y cumplir con diferentes propósitos.

En un mismo sentido, los bolardos suelen estar desplegados en zonas con gran densidad de peatones, pero a pesar de esto, los vehículos pueden circular por allí. Es decir, imagina una calle ancha en Madrid o Barcelona por donde personas suelen desplazarse caminando.

Este camino no solo es importante para peatones, sino también es una forma de moverse para vehículos. La diferencia radica en que no todo vehículo puede pasar por dicha calle y de ser así, tiene que hacerlo a una velocidad establecida.

Cabe destacar que los bolardos o también conocidos como pilonas, pueden estar hechos de:

  • Acero inoxidable.
  • Aluminio fundido.
  • Hierro
  • Aleación de hierro y otros metales pesados.
  • Bolardos hechos de hormigón.

¿Dónde se pueden utilizar los bolardos?

En esencia, los bolardos tienen un  lugar específico donde se instalan, pero gracias a que poseen cierta versatilidad, pueden ser utilizados con otros fines. Entre algunos de ellos están:

  • En propiedades privadas, bien sea fincas, ranchos, mansiones y cualquier otro espacio privado.
  • Dentro de alta seguridad.
  • Pasos peatonales, cruce de fronteras y calles restringidas.

Básicamente estos son los lugares más comunes en donde se suelen ver los bolardos. Claro que su uso no está destinado específicamente a lo que ya mencionamos, puesto que el uso puede variar según lo requiera la persona o empresa de ser el caso. Por otra parte, es momento de pasar a los usos más comunes que se le dan a estos elementos.

¿Todos los bolardos sirven para lo mismo?

La respuesta directa a la pregunta es no, pero ¿por qué? Pues porque el uso que se le da a los bolardos va a depender del tipo de pilona que se va a utilizar. Mira los siguientes ejemplos en cuanto a los tipos de bolardos para que puedas entender para qué sirven:

Bolardos permanentes

  • Como su nombre bien lo indica, son aquellos que no pueden ser removidos por ningún motivo.
  • Es decir, que una vez se instalan allí quedarán por el resto de los días, a menos que se requiera un cambio o modificación de la infraestructura circundante, pero como tal, este tipo de bolardo queda fijo en el suelo o pavimento.
  • Estos bolardos suelen estar hechos de hormigón, aunque también los suele haber de metales como el hierro o metal fundido, puesto que es un material muy resistente y su durabilidad es mucho mayor a la del metal.
  • Se suelen utilizar para proteger propiedades de un posible choque de vehículos.

Bolardos removibles

  • Con removible no queremos decir que una vez los instales, luego los puedes quitar y colocarlo en otro sitio, porque no es así.
  • Cuando se habla de bolardos removibles, son aquellos que trabajando con un sistema de automatización. Es decir, a pesar de estar empotrados en el suelo, estos mediante un sistema electrónico puede aparecer sobre el suelo y desaparecer del mismo.

  • Principalmente se utilizan estos bolardos para controlar el tráfico automovilístico de una zona en específico, o también donde el tráfico cambia drásticamente o sencillamente es una zona de alto peligro, todo con la intención disminuir los choques, accidentes y tener un control de la entrada y salida de vehículos.

Bolardos movibles

  • Aunque puede llegar a ser similar al anterior, no se parecen en nada. Aunque su funcionamiento es básicamente el mismo, son estructuras que muy rara vez se accionan, salvo cuando se requiere del uso y paso de maquinaria pesada, ya que la estructura de este tipo de bolardos es muy extravagante y son muy pesadas.

Bolardos decorativos

  • Aunque la palabra “decorativo” parece que no cumplen una función como tal, lo cierto es que si lo hace, ya que a pesar de que tienen un diseño peculiar, llamativo y bonito, son utilizados principalmente por su diseño en entidades públicas y privadas para delimitar un área restringida.

bolardos en la calle

  • Un ejemplo donde puede ser usado es en bancos, alrededores de estadios, aparcamientos, etc.

Como podrás darte cuenta, las posibilidades pueden variar según las necesidades. Lo bueno de los bolardos es que se pueden implementar en cualquier parte, bien sea en el frente o alrededor de tu casa o negocio así como para controlar el paso vehicular.

Cada situación  requiere de un bolardo distinto y lo bueno es que hay uno para cada caso.

Lo mejor de todo es que se ajusta a tus necesidades y posibilidades. Lo puedes hacer e instalar de forma permanente o removibles. Si te ha parecido interesante este post, no dudes en compartirlo en tus redes sociales o con aquellos que les interesa saber sobre los bolardos.

adminmie

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Read also x