Hipoteca para empresas: qué es, requisitos y más

Hipoteca para empresas: qué es, requisitos y más

Las entidades bancarias suelen ofrecer tanto hipotecas fijas como hipotecas variables que se encuentran destinadas a financiar la adquisición de inmuebles por parte de las empresas.

Así, las hipotecas para empresas destacan por ser un tipo de préstamos cuyo propósito consiste en otorgar a los solicitantes la cantidad de dinero necesario para comprar alguna propiedad, siendo esta la diferencia con los préstamos hipotecarios para empresas.

Ahora bien, independientemente si se desea abrir un nuevo negocio o si se cuenta con una empresa y se necesita contar con cierta liquidez, solicitar una hipoteca para empresas puede ser una solución efectiva para cubrir dichas necesidades.

¿En qué consisten las hipotecas para empresas?

Las hipotecas para empresas se distinguen por tratarse de una clase de crédito otorgado a las empresas que buscan comprar algún local, oficina, nave o algún otro inmueble que le permita desarrollar su actividad empresarial.

Del mismo modo que ocurre con las hipotecas para particulares, dentro de sus condiciones se incluye que el plazo de amortización suele ser de aproximadamente 15-30 años.

Asimismo, conceden plazos de carencia de capital de alrededor de 24 meses, y su financiación máxima puede variar según la entidad bancaria que otorgue el préstamo, siendo posible conseguir incluso hipotecas cuyo porcentaje de financiación es el 100% del valor del inmueble.

De igual manera, resulta preciso que la empresa que solicite el préstamo pueda demostrar no solo su solvencia económica, sino también que tiene una determinada trayectoria dentro del sector. Ya que antes de conceder el crédito, la entidad bancaria debe poder cerciorarse que el dinero prestado será devuelto en el tiempo señalado.

Además, cabe mencionar que su principal ventaja consiste en que al proporcionar una garantía hipotecaria, es posible agilizar los tiempos en cuanto a los trámites que se deben realizar para poder conseguir un préstamo empresarial, debido a que los requisitos que las empresas solicitantes tienen que cumplir, por lo general, son más asequibles y también el papeleo resulta menos complejo.

Requisitos a cumplir para poder obtener una hipoteca para empresas

Con el propósito de lograr acceder a una hipoteca para empresas, es necesario cumplir con ciertos requisitos.

Ahora bien, según la entidad financiera a la que se acuda, los requisitos a cumplir podrían variar, aunque en cualquier caso se suelen mantener algunos básicos como los siguientes:

  • Toda la documentación correspondiente para certificar la actividad profesional del negocio, incluyendo la escritura de constitución de la organización, declaración de IVA y también el certificado de la Seguridad Social (para garantizar el cumplimiento de los pagos debidos).
  • Los administradores de la organización o la propia empresa deberá contar con una propiedad inmobiliaria que cuente poca hipoteca o se encuentre libre de cargas, la cual pueda presentar en garantía.
  • La empresa tendrá que encontrarse al día con el pago correspondiente de los impuestos, al igual que con los pagos respectivos tanto a Hacienda como a la Seguridad Social.
  • La empresa tendrá que contar con una cantidad mínima de ahorros, la cual ronde entre un 15-20% del valor total que posee la propiedad a financiar.
  • Será necesario que las Cuentas Anuales o el Balance de la empresa pueda comprobar la solvencia del negocio.

Condiciones de esta clase de financiación para empresas

En el caso de las condiciones que presentan las hipotecas para empresas, es posible decir que las mismas por lo general son muy parecidas a aquellas que poseen las hipotecas destinadas a particulares.

Y aunque es preciso señalar que cada banco o entidad financiera suele contar con condiciones propias, las cuales podrían variar de acuerdo al tipo de perfil que presente cada empresa que desee adquirir un préstamo, lo cierto es que en la mayor parte de los casos de hipotecas para empresas se suelen mantener las siguientes condiciones:

  • El porcentaje máximo de la financiación podría ser de aproximadamente un 70% del valor total que tenga la propiedad.
  • El plazo de devolución máximo podría rondar alrededor de 20 años.
  • Existe la posibilidad de tener un tiempo de carencia.

¿De qué manera contratar una hipoteca destinada a empresas?

A fin de poder contratar una hipoteca para empresas, es necesario comenzar por establecer la cantidad de dinero que se requiere.

En este sentido será importante que se trate de una proximidad tan exacta como sea posible, dado que conseguir un crédito menor o mayor de lo que se necesita, podría suponer una repercusión negativa sobre la economía de la empresa.

Por eso, lo más apropiado suele ser utilizar algún simulador de hipotecas para empresas y determinar cuánto dinero se requiere, al igual que el porcentaje de intereses a los que la empresa podría hacer frente.

Después de saber cuánto dinero solicitar a la entidad financiera, será conveniente tomar un momento para comparar y considerar los diversos tipos de créditos proporcionados por los bancos, a fin de establecer cuál de ellos será el más apropiado según las necesidades particulares de la empresa.

En todo momento conviene tener presente que una hipoteca para empresas se trata de un gran compromiso, por lo que supone una decisión de gran importancia que hay que asegurarse de tomar de forma acertada.

Además, hay que tener en cuenta que para contratar este tipo de hipotecas, existen diversas alternativas, ya que es posible recurrir a entidades bancarias, prestamistas y empresas de capital privado, e incluso a plataformas de financiación alternativa (tipo crowdlending).

 

adminmie

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x