Qué es un CCTV y para qué sirve

Qué es un CCTV y para qué sirve

En la actualidad, dentro del mercado es posible encontrar una inmensa variedad de cámaras de seguridad y dependiendo del uso que se le quiera dar, también se pueden conseguir muchas alternativas; así, los expertos suelen aconsejar una clase de cámara de acuerdo si van a ser instaladas dentro de una vivienda, o en algún negocio.

Normalmente, al querer instalar este tipo de dispositivos, lo primero suele ser recibir una visita por parte de los instaladores quienes ofrecerán consejos sobre las mejores alternativas de acuerdo a lo que se desee conseguir.

Y es que no resulta igual instalar cámaras de seguridad dentro de una oficina de unos 30mt que hacerlo en una de 200mt; al igual que si es un espacio completamente cerrado o uno que posee escaleras, e incluso distintas ventanas o puertas, etc.

Asimismo, existen modelos disponibles en una variedad de precios.

De cualquier manera y para tomar la mejor decisión posible, antes de animarse a instalar cámaras de seguridad de este tipo, es conveniente conocer no solo qué es un CCTV, sino también para qué sirve; por eso, se explica a continuación.

¿En qué consiste un CCTV?

Al hablar de CCTV, se hace referencia a cámaras de circuito cerrado de televisión, dado que las siglas CCTV pertenecen precisamente a “Closed Circuit Television, en inglés.

Consisten entonces en esas cámaras que se encuentran conectadas directamente a una red restringida a la cual únicamente tiene acceso un grupo autorizado de personas, quienes tienen la posibilidad de ver las imágenes captadas.

Por lo general, estos sistemas son usados dentro de las labores de vigilancia no solo en negocios e instituciones, sino también en lugares públicos y hogares.

Y es que suponen una clase de dispositivos que ofrecen la posibilidad de conocer en tiempo real todo lo que sucede en algún determinado lugar; además de permitir tener acceso a un historial de grabaciones previamente recopiladas.

Cabe mencionar, del mismo modo, que existe la posibilidad de conectar los circuitos cerrados de televisión de forma directa con alguna central de alarmas, esto con el fin de optimizar su nivel de eficacia.

Pero hay que señalar que en estos casos, según la legislación actual, la instalación de las cámaras y su mantenimiento tienen que ser realizados por alguna empresa especializada y autorizada.

Asimismo, dicha empresa debe asegurarse de informar a los usuarios de manera detallada acerca del funcionamiento del sistema, al igual que de las normativas relativas a la protección de datos, e incluso la responsabilidad derivada de dichas reglas.

¿Para qué sirven los sistemas de circuito cerrado de televisión?

Las cámaras CCTV destacan por suponer una herramienta perfecta al momento de llevar a cabo tareas de videovigilancia, por lo que son de gran utilidad para lograr prevenir posibles intrusiones y/o robos.

Así, por ejemplo, en los establecimientos comerciales un CCTV ofrece la posibilidad de mantener cada uno de los pasillos y áreas del local perfectamente vigiladas, lo cual permitirá advertir cualquier tipo de actividad sospechosa que pueda presentarse entre los clientes.

De igual forma, estos sistemas pueden servir a manera de complemento para otros dispositivos de seguridad que conformen un sistema de alarmas.

En este sentido, por ejemplo, cuando algún sensor RFID activa la sirena tras detectar la salida de un cliente que no ha pagado por los artículos que lleva, es posible revisar el historial de imágenes para comprobar si es un error o si realmente se trata de un hurto.

Asimismo, el sistema CCTV se encarga de dar alerta a las autoridades (personal de seguridad y/o policía) de forma rápida, a fin de que logren intervenir y poner bajo control cualquier posible incidente.

Por lo que, en conclusión, sería posible decir que los CCTV se caracterizan por encontrarse entre los servicios de seguridad más efectivos que se pueden encontrar actualmente para poder conseguir la mayor tranquilidad posible en todo tipo de espacios, sean tiendas, oficinas, hogares, etc.

¿De qué manera funcionan las cámaras de circuito cerrado de televisión?

Las cámaras de circuito cerrado de televisión se distinguen por ser capaces de transmitir en tiempo real todas las cosas captadas dentro de los espacios que protegen, lo cual pueden hacer directamente hacia un solo monitor o hacia una serie de monitores, e incluso, pueden hacerlo hacia dispositivos especialmente autorizados (Smartphone, ordenadores, tablets, etc.) haciendo uso de Internet.

Asimismo, de acuerdo a la clase de sistema seleccionado, es igualmente posible tener la oportunidad de almacenar imágenes, ofreciendo así la posibilidad de revisarlas para saber realmente qué es lo que ha sucedido en cualquier ocasión.

También cabe mencionar que estas cámaras se encuentran disponibles en una variedad de modelos, entre los que es posible conseguir varios que ofrecen características o funcionalidades especiales como, por ejemplo, sensores térmicos, visión nocturna, vídeos en alta definición, etc.; lo cual resulta sumamente útil dentro de espacios de grandes dimensiones, que tengan una iluminación reducida, poca visibilidad, y/o exijan un mayor nivel de detalle en cuanto a las imágenes capturadas.

En cualquier caso, antes de elegir alguna, lo más aconsejable siempre suele ser buscar el asesoramiento de expertos a fin de poder tener la certeza de apostar por el tipo de CCTV más apropiado para cada situación.

Así, es posible tener la seguridad de conseguir los mejores resultados posibles en todo momento, sin tener que preocuparse por llegar a hacer grandes inversiones en sistema de tecnología que realmente no sea apropiado, o no cumpla los requisitos básicos para ofrecer la seguridad necesaria.

adminmie

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Read also x